10/08/2018

Sobre mi

Antes de mi crecimiento personal

Mi presentación puede empezar por decirles que después de ir modo zombi por la vida, e ir acumulando múltiples experiencias en todos los ámbitos en los que una persona  puede interactuar, viví en lo que yo hoy llamo; una vida vacía y sin sentido. Crisis de ansiedad, como víctima me merecía un óscar y me dedicaba a culpabilizar absolutamente  todo, ya que como se pueden imaginar, era mi deporte favorito.

Les confieso que era una buscadora de conflictos, era el alimento que  más me gustaba. Afortunadamente llegue  a un punto de no gestionar absolutamente nada y pensar que estaba perdiendo la  cabeza.  Tomaba medicamentos ante el primer síntoma de ansiedad por miedo a mil historias que mi cabeza maquinaba.

Todo esto tiene detrás un recorrido de vida siendo este su punto álgido.

Mi punto de inflexión

Un fantástico día del  año 2014 me llega un video con información sobre el crecimiento personal y la gestión emocional.  Hoy entiendo que no fue casualidad, pero en ese momento cuando lo abrí fue como enseñarle al vampiro los ajos.

Rechazo es  una palabra muy suave a lo que verdaderamente sentí. Hoy me rio con solo recordarlo, incluso escribiendo este texto.  Me dedique  a insultar  el video  porque me molestaba absolutamente todo lo que decía, lo que hizo que yo y mi gran Ego decidiéramos que las cosas eran de otra manera ¡¡vamos hombre!!  Cuando ya no pude más, decidí cerrar la pantalla del mejor modo que en ese momento sabía.

Al siguiente día sin recordar absolutamente nada, abrí el portátil y adivinen que salió… oh no!! El mismo video y en el mismo minuto que lo deje.

Me hizo parar. Me quede en silencio, y ahí fue cuando me hice mis primeras preguntas:

¿Para qué me pasa esto?

¿Para qué me llega esta información?

¿Para qué aun resistiéndome vuelve aparecer?

Mi palanca de cambio

Pues en realidad me paso para recordarme lo desconectada que estaba de mí, lo poco que creía en mí misma, lo bien que sabía hacer de víctima, lo poco que había creído en mis decisiones por poner el poder en el otro y tener miedo a que  no me aceptarán. Me recordó que me vendía emocionalmente  para no estar sola, y que tenía muchas virtudes las cuales no llevaba a cabo, y de ahí supe que la vida es una palabra con un sentido mucho más amplio. Hay que vivir no sobrevivir.

 

Me di la oportunidad de escuchar y estuve durante un año viendo videos y leyendo todo lo que caía en mis manos de crecimiento y gestión emocional.  En ese tiempo me quité todo los medicamentos, quedándome solo con melatonina para dormir, ya que a día de hoy no tomo nada.

 

El comienzo con la Bioneuroemoción hasta donde estoy hoy.

En marzo del 2016 hice mi primer curso online y esa fue mi puerta de salida para seguir formándome en mi crecimiento personal y conexión conmigo misma.  Trabaje mis programas familiares, estudie mi árbol genealógico, dependencias emocionales,  desvalorización, miedos, entre otras emociones. Mi meta era que, si ciertamente había podido quitar las medicinas, podía cambiar mi vida en lo que fuera.

Posteriormente se convirtió en mi profesión, continuando con la formación y ampliando mis conocimientos para integrar y sanar todos los aspectos del ser desde la parte física, mental, emocional y energética.

Decidí hacer  lo que llaman el camino  ‘’de vuelta a casa,’’ a mí  me gusta llamarlo  “reconoce que nunca te has ido de casa y que solo vuelves a reconectar con tu SER” ya que ahí es donde está todo lo que necesitas para vivir una vida sin esfuerzo alguno, y creando todo lo que te propongas.

Para mí es un auténtico regalo aprender de cada persona con la que interactúo en mi vida cotidiana, porque cuando prácticas el no juicio a nada ni a nadie da igual la situación en la que te encuentres, siempre será un aprendizaje.

Si quieres puedes cambiar el rumbo de tu vida. Esta nos proporciona miles de mensajes para  cambiar el rumbo si eso lo que quieres. Solo tenemos que estar un poco más atentos y convertirnos en observadores.

Gracias a ese maravilloso video, en conjunto con la situación que tenía en ese momento, pude  comenzar a ver y entender la vida de otra manera.

Agradezco la situación tan potente que viví, porque eso es lo que me ha hecho llegar al momento en el que estoy hoy, recordando que hay que vivir cada instante, el pasado pasó y el futuro no existe.

Agradezco infinitamente que esa situación que decidí coger como aprendizaje y darle la vuelta,  no solo me llevo a crecer a pasos agigantados como persona, sino a  descubrir a que quería dedicar mi tiempo en este mundo terrenal. Amo infinitamente lo que hago.

Actualmente

Es todo un regalo acompañar a  personas que  buscan sus propios recursos y avanzan liberándose de ataduras mentales, aprendizajes  basados en creencias limitantes, inconsciente colectivo… Y aprenden a comunicarse con todo su entorno y con  ellas/os mismas/os.

Tocar el alma de las personas desde el absoluto amor  y acompañarlas a crecer en su camino sin absoluta dependencia a nada ni a nadie.

Amo y disfruto realizando los servicios que ofrezco y observando que cada alma  pide como quiere crecer y caminar hacia su reconocimiento propio como SER.

En resumen, todo el crecimiento que me ha ofrecido lo vivido, me ha servido para llevarlo a la práctica y es lo que te ofrezco en mis servicios. El cambio que tu ser busca.

 

RSM